martes, octubre 30, 2012

Telépolis 2ªparte

La primera parte AQUI.




En el Distrito de Cine Oriental, no solo hablaba de cine, ya que las películas me llegaban con cuenta gotas en cuanto a novedades, así que metía un poco de cultura japonesa por allí. Hice un artículo sobre la venta de bragas usadas en Japón, saque muchos de los datos de la página de un estudiante de Erasmus en Nantes, sino recuerdo mal, o fue en Kirai???? Ese fue probablemente el primer éxito del Distrito y no era cosa mía al 100%. Así que me puse con contenidos que si que había encontrado yo por la red y que en nuestro país no eran ni siquiera soñados. ¿Conocéis a Shingo Mama y su canción OHA? ¿O a Happattai y la canción Yatta? Pues no diré que fue gracias a mí, pero casi. Por aquella época el emule era lo único que teníamos para descargar video, youtube no era más que una quimera aun, y haciendo miles de búsquedas acabe encontrando estos videos musicales. Primero se los lleve a Sergio del Pub Azzurro. Rápidamente estos videos y algunos otros de Morning Musume, se hicieron conocidos por Bilbao. Luego los subí al distrito y allí tuvieron bastante buena acogida. Más adelante estos videos se conocerían por idiosincrasia propia, pero me gusta pensar que yo puse un granito de arena para que se les conociera en este país. Pero el mayor éxito del Distrito de Cine oriental, llego con un especial que hice a Humor Amarillo


Ahora todos recordáis el programa y habéis visto la nueva versión que se hizo hace unos cuantos años en cuatro con un nuevo redoblaje, pero sobre el 2000 ni dios se acordaba del programa ni había forma de conseguir videos del mismo. Tirando de memoria, acabe sacando 40 pruebas. A las que recordaba el nombre que le dieron en su momento en Telecinco, les ponía ese nombre, pero de las que no, me lo inventaba (y es más, no sé si en la versión de Cuatro alguna de las pruebas se llama como yo la bautice, aunque de esto ya no estoy tan seguro) La cuestión, que me curro un especial, con las pruebas que recordaba y gracias de nuevo al emule encuentro un par de videos cortos de la versión alemana del programa. Es entonces cuando descubro que su nombre real era Takeshi´s Castle y unas cuantas pruebas más que yo desconocía por completo (ya que no salieron en T5) hago ese especial, y le doy a publicar. Dos días después de ponerlo en marcha se ponen en contacto conmigo los chicos de Telépolis y me preguntan que que trampa he hecho. ¿Perdón? ¿Trampa? ¿De qué me estás hablando? No lo he dicho antes, pero en Telépolis hubo un momento que además de los 60€ por la conexión que nos daban, también había unos incentivos dependiendo de las visitas, pues bien, resultaba que habían entrado de golpe durante una mañana más de 400.000 visitas únicas al Distrito. Hice cálculos y eso suponía que debían de abonarme 600€ (casualmente ese mes no dieron incentivos, para volver darlos al siguiente, en fin una jugada sucia que me hicieron) ¿Qué había ocurrido? Pues que el portal Yonkis.com se había hecho eco de mi especial sobre humor amarillo, y claro, aunque Telépolis era un portal grande, no estaban preparados para recibir tal magnitud de visitas, con lo que durante esa mañana los técnicos de Telépolis se estuvieron volviendo locos para restaurar la pagina, y que al poco otra vez se la tumbaran los visitantes que llegaban en tropel.

Tras este especial, se empezó a hablar del programa, pasaron los años y cuando Telépolis dejo de ser lo que era, y creo que ya era propiedad de Eresmas, Cuatro empezó la emisión del nuevo Humor Amarillo. ¿Tuvo algo que ver mi especial? Como con los videos de Shingo Mama y Happatai, quiero creer que si, aunque nunca lo sabré. Eso sí, hasta aquel momento a nadie le importaba una mierda Humor Amarillo, así que algo igual si que tuve que ver, o no, yo que sé.

Al final el ambiente de colaboración en Telépolis se volvió raro, se nos presionaba para que mantuviéramos el Distrito actualizado casi a diario, además desde la organización nos pedían que firmáramos unas clausulas donde nosotros éramos los últimos responsables de lo que poníamos en el distrito, pero que aun así nuestro trabajo era propiedad de Telépolis. Como ya os decía para conocer más de cómo fue ese tema en el blog de Jokin lo explica muy bien.

Hace poco encontré esta página donde Eudald, el “Jefazo” de Telépolis, explica como fue la creación, desarrollo, venta y muerte de Télepolis. Al final fue una lástima, pero durante dos años aquello fue lo mejor que me pudo pasar en internet.

viernes, octubre 26, 2012

Telépolis 1ªparte

Cuando a internet nos conectábamos con módems de 56k y las ADSL solo eran una utopía (lo mas similar eran las RDSI que llegaban a dar 1mega!!!!) es cuando entre de lleno en la red de redes.  Pero antes de empezar por Telépolis vayamos unos cuantos años más atrás. Dos o tres concretamente, así que calculo que seria sobre el 95 o el 96. Creo que fue mi primo Jon quien me comento que el SPRI hacia unos cursos de internet gratuitos de una mañanita, donde te enseñaban lo básico. Allí fui una mañana a unas oficinas en la Gran Vía de Bilbao, nos enseñaros cuatro cosillas, el email, los buscadores y que antes había que poner www. delante de casi cualquier cosa que fueras a poner en la barra de dirección. Por esa época no existía Google, ni Gmail, ni redes sociales, ni siquiera la red era como la conocemos ahora. Recuerdo hacerme mi email en aquel curso (y es el mismo que tengo desde entonces) conocer Yahoo y AltaVista los buscadores que cortaban la pana en aquella época, y poquito más la verdad. Después pasaron un par de años y como en casa no teníamos internet (era muy caro en comparación con lo que cuesta ahora y no existían tarifas planas, además cuando te conectabas la línea se usaba y claro, no podían ni llamar a casa ni desde casa) Pues eso que estuve dos años sin casi tocar internet, y la verdad es que para lo que había en aquella época y las velocidades que teníamos pues tampoco pasaba nada. En el 99 ya empecé a trabajar, y en la oficina sí que teníamos internet, más que nada porque la necesitábamos para conectarnos con el ordenador central de la empresa, pero por aquel entonces aun las ADSL o no existían o eran carísimas. Así que seguíamos con el modem. En los tiempos muertos me conectaba a la red, para ver el email y un par de páginas que ya conocía, además de para charlar por el IRC. Tampoco le di mucho al IRC creo que en cosa de dos o tres meses lo abandone y es que no soy dado a chats, mis amigos así lo atestiguaran que cuando el Messenger era lo más yo siempre estaba ausente o simplemente no contestaba.

Por aquella época ya estaba saliendo con la que ahora es mi esposa (y madre de mi hija) y ella si tenía internet en casa, pero lo tenían capado con algún filtro de esos anti sexo que las empresas usaban mucho antes. Cuál era el problema, que no podía hacerse una dirección de Hotmail, por contener la palabra HOT. Así que aunque ella si recibía mis emails, yo me hice cuentas de correo en casi todos los servicios existentes en la época, que si mixmail, que si terra (para ver si alguna tenia un messenger o similar)…y en una de esas encontré un portal que aunaba un poco de todo que además también ofrecía correo web, este portal era Telépolis. Me parecía muy curioso que una página que no estuviera asociada a una empresa telefónica (Terra y Telefónica) informara de todo, tuviera sus propios foros y además daba email y espacio web para tu propia página. Allí hice mi primera página en html, que ahora que lo pienso no sería muy diferente de la que Homer Simpsons hizo, es decir una web llena de imágenes chulas y gifs animados. Poco a poco fui cambiando esa pagina para dedicársela a uno de mis actores fetiches, Chow Yun-Fat. 

Era tal mi afición al cine chino en aquella época que devoraba cada película que cayera en mis manos, estuviera doblada, tuviera subtítulos o no. Como en los foros de Telépolis había uno dedicado a Cine, allí daba yo la chapa a la buena gente del lugar con mis películas de chinos. Allí se formo una buena banda, recuerdo al Sr. Lobo, a Fresita, a Refo….. a tanta y tanta buena gente. Todos los días hablábamos de alguna película que habíamos visto y nos recomendábamos entre nosotros, hasta que un día los responsables de Telépolis se pusieron en contacto con nosotros por email. Nos ofrecían la posibilidad de crear distritos, que no dejaban de ser un foro y una página de presentación donde poner imágenes y noticias. Nos teníamos que encargar de mantener el Distrito vivo y de moderar las entradas del foro. Yo sin pensármelo dos veces les dije que sí, que si era posible crear un distrito de cine oriental yo estaría más que encantado de encargarme de él. Cuál fue nuestra sorpresa cuando nos dijeron que nos pagarían unos 60€ al mes. Este dinero era una retribución por la conexion a internet, vamos que nos pagaban la conexión. Se lo comente a los amigos de la cuadrilla, y como podéis ver en este post de Jokin, cada uno de los amigos, se hizo un distrito, incluso hubo quien llevo más de uno a la vez. En ese post de Jokin podréis ver como fue el tema durante los dos años que duro aquello, así que no pienso explayarme más en ese contexto, sino en lo que hacía en mi distrito, pero eso lo dejo para otro dia, que ya llevamos mucha chapa.

jueves, octubre 18, 2012

Con el Gobierno (de mierda) esta portada esta dando mucho juego

Otro fotomontaje de mierda, pero esta gente no merece más

Para quien no conozcan al personaje, es Ignacio Cosido, y es por ESTO y ESTO por lo que se merece el saludo fascista (aunque ya sé que Franklin Richards no está levantando la mano, sino el puño, pero es que si no pierde la "gracia"*)

*Que en este caso es "Ni puta gracia"

viernes, octubre 05, 2012

Wellcome to Silent Hill

No lo es, pero sería una campaña publicitaria cojonuda. Ahora que se estrena la secuela de la película no sé porque no lo usan.

martes, octubre 02, 2012

Hail Cifuentes

La actualidad manda, y tras leer esta noticia, creo que la imagen de la entrada de esta mañana debía de ser modificada.
 El peor fotomontaje de la historia

Hail Muerte

Si hay que adorar a un villano ese es el Dr. Muerte, porque si, porque es el puto amo, tanto que
 Valeria Richards le llama Tito Muerte. El chaval, para los profanos, es Franklin Richards.